Visitar la Catedral de San Vito en Praga

Si quieres conocer la catedral más emblemática de la República Checa tienes que visitar San Vito. Se encuentra en la zona del Castillo de Praga y es un edificio impresionante a través del cual se puede conocer un poco más la historia de esta hermosa ciudad.

Visitar la Catedral gótica de Praga

Para visitar la Catedral de San Vito tienes que entrar en el complejo arquitectónico del Castillo de Praga. A través de esa misma entrada podrás acceder a esta hermosa iglesia, que es para muchos el símbolo más puro del estilo artístico gótico de Praga.

Debes saber antes de conocerla que este edificio no sólo alberga los cuerpos de muchos reyes, obispos y arzobispos fundamentales para la historia de Europa sino que además, ha sido el lugar en el que se realizaron las coronaciones de todos los reyes de la Bohemia. Si eres un apasionado de la historia, sin duda te quedarás fascinado con esta visita.

Visitar la Catedral de San Vito Praga
Información general sobre la Catedral de Praga

La Catedral de San Vito fue construida en el año 1344 y fue una de las decisiones que tomaron los reyes de Praga para conseguir que Praga tuviera su propio arzobispado. De todas formas, en 1419 tuvieron que detener su edificación a causa de la revuelta de los huistas contra el catolicismo. Uno de los sucesos que tuvo lugar durante estos caóticos días fue la entrada de los rebeldes en la catedral y su posterior saqueo; como una muestra de indignación contra la opulencia eclesiástica. Cuando los rebeldes fueron derrotados, continuaron los trabajos de construcción, que duraron desde 1485 hasta 1490.

Durante tu visita a la Catedral de San Vito es imprescindible que observes con atención su fachada sur, también conocida como la Puerta Dorada, que durante muchos años fue la entrada principal de la catedral. Se trata de una enorme fachada hecha con mosaicos venecianos que representa el juicio final; ¡una obra de arte realmente impresionante!

En tu visita a la Catedral de San Vito también te recomendamos subir hasta la torre más alta, que mide unos 100 metros, desde la que podrás obtener unas vistas de Praga absolutamente únicas.

Dentro de la Catedral de San Vito también podrás visitar las tumbas de algunos de los reyes de Praga, las joyas de la corona y el lugar en el que se realizaban las coronaciones de los reyes de la ciudad. ¿Te vas a perder este alucinante paseo histórico-cultural por la bellísima Praga?


Más lugares que visitar en Praga

Aquí tienes algunos de los lugares más destacados que visitar en Praga.