El campo de concentración de Terezín

Praga también tiene rincones culturales importantes. Y uno de los lugares que te recomendamos visitar si quieres aprender un poco más sobre la historia de Chequia y de Europa es el Campo de Concentración de Terezín. Es este un sitio muy triste, en el que muchos judíos praguenses y de otras ciudades de Europa vivieron momentos de absoluto dolor, pese a ello, resulta importante conocerlo para reflexionar sobre el Holocausto. En esta sección vamos a darte información respecto a este sitio y a lo que puedes ver allí.

Visitar el campo de concentración de Praga

Consideraciones a tener en cuenta antes de la visita

No te proponemos la visita al Campo de Concentración Terezín como una salida turística puesto que se trata de un lugar que ha visto el dolor en su sentido más tácito: en Terezín, perdieron la vida miles de personas inocentes. Sin embargo, queremos hablarte de él porque consideramos que es importante conocerlo para entender un poco más la historia de Praga y de Europa, como una forma de revisar el pasado para procurar no repetir acontecimientos tan vergonzosos en la historia de la humanidad.

La visita al Campo de concentración Terezín es absolutamente conmovedora y sin lugar a duda te dejará un nudo en el estómago. Se trata de una visita para ver con tus propios ojos los espacios en los que miles de judíos vivieron sus últimos instantes, antes de ser torturados o asesinados. Se trata de un recorrido angustioso pero necesario; sobre todo si te interesa descubrir la verdad más dolorosa de la Segunda Guerra Mundial: el Holocausto del Pueblo Judío.

Historia del Campo de concentración Terezin

El Campo de concentración de Terezín se encuentra a 60 Km de Praga y fue construido en 1940 por la Gestapo. Aunque no es tan conocido como otros, en éste lugar también fueron torturados y violentamente tratados miles de judíos.

Visitar el campo de concentración de Terezín, Praga

Si bien en Terezín no hubo ejecuciones, por lo que no se le puede llamar campo de exterminio, en él murieron muchísimos judíos a causa de la desnutrición y las pésimas condiciones higiénicas en las que vivían, sometidos bajo el regimiento Nazi. Podría decirse que se trató de un lugar de paso, en el que eran hacinados judíos traídos de Praga y de otras ciudades de la República Checa, antes de ser llevados a Auschwitz o Treblinka, donde serían asesinados.

En 1945, poco antes de que las fuerzas aliadas entraran en Chequia, los Nazis cedieron el Campo de concentración Terezín a la Cruz Roja. Fue esta una estrategia para desmentir lo que el mundo comenzaba a saber: que el pueblo judío estaba siendo saqueado y aniquilado por el régimen más violento que hubo en Europa. Poco antes de que los representantes de la Cruz Roja llegaran a Terezín, los alemanes ordenaron y dispusieron todo para ofrecer una perspectiva que les conviniera sobre aquel lugar. Para ello escogieron a algunos presos, los alimentaron y los obligaron a actuar en presencia de la Cruz Roja, para simular que los judíos vivían cómodamente en aquel guetto.

Recorrido por Terezin ¿Qué visitar?

El Campo de Concentración Terezín se encuentra dividido en dos secciones, delimitadas por altos muros. En la primera parte, una gran fortaleza, se encuentra lo que en su momento funcionó como un guetto judío y albergó en sus instalaciones a más de un centenar y medio de personas. En la segunda se halla el campo de concentración propiamente dicho.

Aunque el guetto no puede visitarse porque se encuentra cerrado; sí podrás recorrer lo que fue el Campo de Concentración, donde hay una gran cantidad de habitaciones que fueron antiguos barracones, celdas, comedores y patios.

Visitar Terezín, guía de turismo

El crematorio y el cementerio son sin duda los rincones más impactantes de esta visita puesto que ser consciente de la cantidad de personas que fueron anuladas por un régimen tan devastador es algo que no puedes quitarte de la cabeza.

Hay también un pasillo subterráneo, por el que eran llevados los presos desde el guetto hasta el campo de concentración, y que supone un recorrido interesante aunque muy escalofriante. Ciertamente no es una visita que todos podamos soportar, aunque sin lugar a dudas, es importante conocer esta etapa de la historia para evitar cometer los mismos errores.

Ubicación ¿Cómo llegar?

El Campo de Concetración Terezín se encuentra al noreste de Praga, a unos 60 Km. Puedes llegar en coche en menos de una hora, aunque también hay autobuses que te llevarán desde la capital, en una hora aproximadamente (puedes cogerlo en la estación de autobuses de Praga de Holesovice).

¿Cómo visitar Terezín desde Praga?
Horario de visita

De noviembre a marzo de las 08.00 a las 16.30 horas. De abril a octubre de las 08.00 a las 18.00 horas. Te recomendamos ir por la mañana porque por la tarde es posible que algunos de los sitios que quieras conocer no se encuentren abiertos, y por la mañana todos lo están. Además, de este modo puedes hacer la visita con tranquilidad.

Precio de la entrada

Adultos: 210CZK/ 7.65€ Estudiantes y menores de 18 años: 160CZK/ 5.83€ Este es el precio de la entrada completa, pero si no te interesa visitarlo completamente puedes pagar por aquellos sitios que desees conocer únicamente, y te saldrá más económico. De todas formas, te recomendamos hacer toda la visita, ya que puede ayudarte a entender muchísimo más la historia de Praga, de Europa y de la humanidad.


Excursiones organizadas a Terezín

Una buena opción para visitar el campo de Terezín es a través de una excursión organizada desde Praga.

Excursión al campo de concentración de Terezín
Tour
13

Excursión a Terezin desde Praga

Terezín se convirtió en el campo de concentración checo más grande de la Segunda Guerra Mundial. Hoy, esta población es un monumento al trágico destino de decenas de miles de judíos. Visita el lugar del gueto judío y la escuela, ahora convertida en museo.

*44,00€*Adulto

+ INFO



Más lugares que visitar en Praga

Aquí tienes algunos de los lugares más destacados que visitar en Praga.